El Refugio de Belagua vuelve a abrir sus puertas, un auténtico símbolo del montañismo en la región y único refugio de alta montaña en el Pirineo Navarro.

Conserva la estructura principal del edificio, ya que tiene valor histórico y cultural para el alpinismo en Navarra, pero se adapta a las exigencias ecológicas con un funcionamiento sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Historia del refugio de Belagua

El Refugio de Belagua se inauguró en octubre de 1971 de la mano del Club Deportivo Navarra, quien consigue un acuerdo de cesión de la Junta del Valle del Roncal propietaria del terreno dónde construyeron el edificio.

De esta manera se hacía realidad un sueño que había germinado en los años cuarenta (1945 fue el primer intento), cuando miembros del club empezaron a pensar en la necesidad de una construcción como ésta para el tejido montañero de la región.

Durante la década de los 70 y 80 pasaron por el Refugio de Belagua la mayoría de mendizales de Nafarroa y Euskadi. Convirtiéndose poco a poco en un referente para el montañismo en estas regiones. Lo que originó toda una generación de recuerdos compartidos en torno al refugio, al valle y sus montañas.

En 1992 el refugio sufre una gran remodelación y es reinaugurado al año siguiente bajo el nombre “Ángel Olorón”.

El Club arrendó la gestión del refugio a diferentes guardas durante todos esos años. Pero en mayo de 2004 no pudo seguir afrontando las inversiones necesarias para el mantenimiento del edificio y deja el refugio en manos de la Junta del Valle del Roncal, quien intentó reactivarlo pero termina cerrándolo.

Durante once años de abandono el edificio se deterioró y sufrió usos indebidos y destrozos.

Todo empezó con una conversación entre amigos. Txin anima a Koldo Aldaz a convertir en realidad el sueño de rehabilitar el refugio. Esta semilla germinó lenta pero firme, dando vida a un proyecto con posibilidades de crecer y florecer. Y así fue sucediendo.

En el año 2014 la Junta del Valle y la Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada (FNDME) acuerdan una cesión para 20 años. En 2016 la Federación organiza una campaña de firmas para solicitar su rehabilitación y apertura, pidiendo fondos a un programa europeo interregional POCTEFA, pero la iniciativa no prosperó en aquella ocasión.

La FNDME no iba a darse por rendida tan pronto, además el sueño de rehabilitar Belagua ya había calado en muchos de los y las jóvenes que, hoy adultos, habían disfrutado su juventud en ese refugio y esas montañas. Y que ahora formaban un tejido social importante con interés y motivación. Así que en el año 2017 vuelven a presentar la obra de rehabilitación al programa interregional Europeo y finalmente se acepta dentro del proyecto Belarouat.

En agosto de 2018 empiezan las obras de rehabilitación del refugio, amparadas bajo la Federación Navarra de Deportes de Montaña y Escalada, la Junta del Valle del Roncal y posibles gracias a la financiación del Gobierno de Navarra y a la obtenida para el Proyecto Europeo Belarouat, enmarcado en el Programa POCTEFA (Programa de cooperación Territorial España-Francia-Andorra), cofinanciado por fondos FEDER, cuyo propósito es proteger y dar valor al patrimonio natural del Pirineo.

¿QUIÉN FUE ÁNGEL OLORÓN?

Ángel Olorón, miembro del Club Deportivo Navarra, alma y promotor de la idea del refugio.
Junto a otros miembros del Club, fueron pioneros en el montañismo navarro de los años 40 y 50.
Tejiendo el sueño del refugio en reuniones y cartas, lograron poner la primera piedra en 1968.
En la reinauguración de 1993 se decidió poner su nombre al refugio, como homenaje a su labor y trayectoria.

Conoce las instalaciones

Productos y alimentos de primera calidad en el bar-restaurante, habitaciones compartidas con camas en literas, agradables y con vistas maravillosas. Las instalaciones apuestan por la armonía con el medio ambiente en un paraje único.

7 habitaciones

Habitaciones

El refugio tiene 7 habitaciones de ocho plazas, distribuidas en camas-literas. Y los servicios de baño y ducha son comunes, compartidos para el conjunto de habitaciones.

Bar- Restaurante

Bar - Restaurante

En el refugio ofrecemos servicio de desayuno, almuerzos, pintxos, raciones y platos. Comidas sujetas a carta y cenas con menú cerrado (estilo refugio de montaña, obligada reserva previa para la cena).